La Meditación

image_pdfimage_print

meditacion

En este escrito veremos la definición de meditación, veremos la meditación desde el punto de vista bíblico y el punto te vista de la nueva era y las religiones orientales. También advertiré sobre los peligros de la meditación trascendental, meditaciones con mantras y cosas semejantes. Según la enciclopedia la meditación describe la práctica de un estado de atención concentrada sobre un objeto externo, pensamiento, la propia consciencia o ninguno de los anteriores.

La meditación regularmente tiene una o mas de estas características:

1. Un estado de concentración sobre la realidad del momento presente.
2. Un estado experimentado cuando la mente se disuelve y es libre de sus propios pensamientos.
3. Una concentración en la cual la atención es liberada de su común actividad y focalizada en Dios o dioses (propio de las religiones teístas).
4. Focalizar la mente en un único objeto de percepción, como por ejemplo la respiración, una figura
religiosa, o una recitación de palabras constante.
5. Un análisis razonado de enseñanzas religiosas.

Existen diferentes métodos y conceptos de meditación que varían de creencia en creencia y se ven en prácticamente todas las religiones aunque no se limita a propósitos espirituales, en algunos casos se usan como ayuda para mejorar el desempeño en el trabajo y el deporte.

La meditación como la describe La Biblia Textos bíblicos principales a considerar:

Josué 1:8, Nehemías 5:7,Job 15:35, Salmos 1:2, 5:1, 19:14, 38:12, 39:3,63:6, 77:6-12, 119, 143:5, Sofonías 2:1, Hageo 1:5, 1:7, 2:15, 2:18, Lucas 2:19 y 1 Timoteo 4:15.

En las escrituras podemos ver como se nos exhorta a meditar en la ley de Dios y al leer los textos en la lista podemos ver que meditación es sinónimo de reflexión, análisis y contemplación. Esto se confirma en el Salmo 143:5 que dice: “Me acordé de los días antiguos; meditaba en todas tus obras; reflexionaba en las obras de tus manos.” También es sinónimo de consideración, análisis y estudio. (Gen 37:11, Nehemías 5:7 y Proverbios 24:32).

El concepto bíblico acerca de la meditación es el de estudiar, aprender, analizar, reflexionar, entender, inquirir, internalizar y considerar la palabra de Dios y a contemplar la grandeza, la hermosura, la gloria, la magnificencia, el amor y la misericordia de nuestro Dios Todo Poderoso.

  • Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo. Salmo 27:4

Menciono la palabra contemplar y contemplación porque es un termino usado en las religiones orientales como el budismo, el hinduismo y creencias de la nueva era como sinónimo de meditación trascendental o mística, un concepto totalmente ajeno al mencionado en La Biblia.

budista meditandoEn la gráfica vemos la postura mas usada por los que practican la meditación trascendental y su relación a la idolatría. No imite esta practica ni convierta el nombre de Cristo en un mantra.

A diferencia de los sistemas de meditación de la nueva era, ocultismo, y otras religiones paganas donde se nos dice que vaciemos y pongamos en blanco nuestra mente, La Palabra de Dios nos dice lo contrario. Nos dice que llenemos nuestras mentes renovando nuestro entendimiento y que no imitemos las cosas del mundo (siglo).

  • No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Romanos 12:2

¿Entonces como deben meditar los cristianos?

Hay 3 momentos en el cual podemos dirigir la atención hacia la meditación en las cosas de Dios. Justo antes de dormir. ¿Que puede ser mas agradable que dormirse pensando en las cosas de Dios? Definitivamente tendrá un sueño placentero. La otra es al despertar en la mañana. Llenar nuestra mente de la palabra de Dios es la mejor forma de comenzar el día. Y el tercer momento es sacar un rato especifico para leer La Biblia, estudiarla un poco y pensar en su aplicación.

  • Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito en él, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien. Josué 1:8
  • Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Filipenses 4:8

Que nuestra meditación sea la oración y el estudio de su palabra. La meditación según las religiones orientales y la nueva era A diferencia del concepto bíblico de la meditación en estas creencias lo que se intenta hacer es vaciar la mente de todo pensamiento como si quisiéramos poner la mente en pausa por un tiempo. Cuando esto se hace exitosamente ocurre una alteración de la conciencia. En la espiritualidad
contemplativa, la oración contemplativa y la contemplación como la definen estas religiones ( no como lo define la Biblia, ej: Salmo 27:4) buscan alterar la conciencia pero con una fachada cristiana en el algunos casos.  Cuidado si ve algo de eso en su iglesia. No permita practicas no-bíblicas en su congregación o salga de allí.

  • Según la reconocida ocultista Dion Fortune: ” Alterar la conciencia es la llave de todas las formas de ocultismo “. Mientras los sistemas de meditación nos llaman a alejarnos de lo racional para acercarnos a Dios, La Biblia nos dice que busquemos de Dios dándole culto racional. (Romanos 12:1)

Las 2 formas mas comunes de hacer esto es mediante ejercicios de respiración como se hace en el yoga y
la otra es repitiendo un mantra ( la palabra significa liberarse del pensamiento en lenguaje hindú) y en algunos casos concentrando la mirada un objeto fijo. Estos mantras como el famoso “om”(invocación al
dios sol). En casi todos los casos corresponden a nombres de deidades paganas generalmente en el idioma hindú.

Ahora piensa que puede pasar si invoco estos espíritus mientras vacío mi mente y trato de abandonar mi conciencia abriéndole las puertas y bajando mis defensas espirituales. Una verdadera receta para la posesión demoníaca! El propósito de este tipo de meditación es conectarse con la parte divina del ser humano y del universo (nosotros como dioses) con el propósito de lograr la autorrealización que también es sinónimo de despertar, transformación, iluminación, conciencia cósmica y súper conciencia. Esto es el llegar eventualmente a un estado de “nirvana” donde llegamos a ser dioses. De esta forma según estos grupos encontramos la salvación a dentro de nosotros mismos independientemente de Dios. Este tipo de meditación como se hace en el yoga y la meditación trascendental persigue este propósito y claramente se va de toda la enseñanza bíblica. Y es de esperarse ya que esta basado en religiones paganas y practicas ocultistas, un verdadero no no para los cristianos.

No todo el mundo practica la meditación con propósitos espirituales o religiosos. Algunos tratan de remover la parte espiritual y se concentran mas en la parte física como un método de relajación terapéutica. Lamentablemente no es posible separar las dos completamente. Lea 1 Corintios 10:20-22. Con este tipo de meditación mística Satanás sigue engañando al ser humano cuando dijo ” tus ojos serán abiertos y serás como Dios” (Génesis 3:5-6). En cambio Dios en su palabra nos da la alternativa que nos lleva a la verdadera iluminación:

  • Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12
  • Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras. Lucas 24:45

¿Buscas alternativas para la paz interior y aliviarte de la ansiedad? La solución esta en la comunión con
Dios mediante la oración:

  • Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. (Filipenses 4:6-7)

Si quieres estar en un estado de iluminación sigue las enseñanzas de Jesucristo según la Biblia, estudia y practica su palabra y veras la luz. Lea el evangelio según San Juan Capitulo 1.

Compartir