El fruto del Espíritu

image_pdfimage_print

FrutoPor: Marylitza Vazquez

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.  Gálatas 5:22-23

Frutos viene de la palabra karpós y es el resultado de dos corrientes de vida. Jesucristo viviendo a través de nuestra vida para producir lo que es eterno. Fruto o fructífero, resulta en beneficio de una verdadera unión con Cristo.

Según la Nueva Concordancia Strong Exhaustiva, los frutos del Espíritu y sus significados:

1. Amor en griego ágape (26): benevolencia, amor que se centra en las preferencias morales, amor divino, lo que Dios quiere.

2. Gozo en griego jará (5479): alegría, deleite, la gracia de reconocer a Dios, Su gracia, Su favor y Su alegría.

3. Paz en griego eirene (1515): pacifico, prosperidad, totalidad, unión de todas las piezas esenciales, un regalo de Dios de la totalidad.

4. Paciencia en griego makrodsumía (3115): esperar el tiempo suficiente antes de expresar enojo o ira. Solo Dios produce la verdadera paciencia.

5. Benignidad en griego jrestótes (5544): utilidad, excelencia, bondad, bueno, útil, provechoso, satisfacción de necesidades reales en el camino de Dios en el tiempo de Dios, evita la dureza o la crueldad.

6. Bondad en griego agadsosune (19): virtud o beneficiencia, intrínsecamente bueno, bondad que viene de Dios mostrándose en la excelencia espiritual y moral.

7. Fe en griego pistis (4102): persuasión, credibilidad, convicción, confianza en Cristo para salvación, fidelidad, fiel, gracia, don de Dios, no puede ser producida por la gente, persuasión divina de Dios, garantía, convicción.

8. Mansedumbre en griego praútes (4240): dulzura, apacibilidad, humildad, que expresa el poder con reserva y gentileza, virtud divina equilibrada que solo puede operar a través de la fe, empieza con la inspiración del Señor y termina con su dirección y empoderamiento.

9. Templanza en griego enkráteia (1466): dominio propio, auto control, sale desde el interior de uno mismo pero no por si mismo, control del Espíritu que solo puede lograrse mediante el poder del Señor.

Según el Diccionario de la Real Academia Española:

1. Amor: sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien; sentimiento a otra persona que nos atrae.

2. Gozo: sentimiento de complacencia en la posesión, recuerdo o esperanza de bienes o cosas apetecibles; alegría del ánimo.

3. Paz: sosiego y buena correspondencia de unas personas con otras, especialmente en las familias; virtud que pone en el ánimo tranquilidad y sosiego; opuesto a la turbación y las pasiones; genio pacifico, sosegado y apacible.

4. Paciencia: capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse; facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho; lentitud para hacer algo.

5. Benignidad: afable, benévolo, piadoso, templado, apacible, suave.

6. Bondad: cualidad de bueno (útil y a propósito para algo, agradable); natural inclinación a hacer el bien; blandura y apacibilidad de genio; amabilidad de una persona respecto a otra.

7. Fe: conjunto de creencias de una religión; creencia que se da a algo por la autoridad de quien lo dice o por la fama pública.

8. Mansedumbre: condición de manso; de conducta benigna y suave; dicho de una cosa insensible, apacible, sosegada, tranquila.

9. Templanza: moderación, sobriedad y continencia, una de las cuatro virtudes cardinales que consiste en moderar los apetitos y el uso excesivo de los sentidos, sujetándolos a la razón.

¿Qué nos dice la Biblia sobre cada uno de los frutos del Espíritu?

AMOR:
Tiene varias palabras para describirlo:

  • Storge-afecto natural entre madre e hijo
  • Philia-afecto entre amigos y espíritus afines o simpatía por algo
  • Eros-atracción del deseo (amor sexual)
  • Ágape-amor abnegado de Dios revelado en Jesucristo, que constituye el poder que motiva y moldea la vida cristiana.

Al hablar de los frutos del Espíritu, nos referiremos al ágape, ese amor de hombres y mujeres que refleja la gracia divina, necesita penetrar, informar, dirigir y controlar los otros tipos de “amor” y todas las relaciones del cristiano con otras personas. Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 1 Juan 4:7 El amor no está basado en una necesidad que siente la persona que ama ni en un deseo evocado por algún rasgo atractivo en el ser amado; no tiene miedo de hacerse vulnerable y no busca salirse con la suya. Es desinteresado, procede de un corazón lleno de amor y se dirige a la otra persona a fin de bendecirla y buscar su sumo bien.

  • El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. 1 Corintios 13:4-8

La fuente del Amor es Dios y su modelo e inspiración es Jesucristo.

  • Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros. Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros. 1 Juan 4:7-12

GOZO:

Es un ingrediente esencial de todo cristianismo genuino, así como fue una característica sobresaliente de la religión Hebrea. La base del gozo cristiano descansa en las principales doctrinas teológicas de la fe:

1. La paternidad de Dios

  • con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; Colosenses 1:12

2. El perdón de los pecados

  • Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. Hechos 20:24

1. La encarnación
2. La expiación
3. La resurrección de Cristo

  • E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho. Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Mateo 28:7-8

3. La doctrina del Espíritu Santo

  • No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu. Salmos 51:11

4.  La salvación

  • devuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente. Salmos 51:12
  • Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación. Isaias 12:3

El gozo encuentra expresión en una nueva actitud hacia la vida como un todo y en la adoración revitalizada. Entraré al altar de Dios, Al Dios de mi alegría y de mi gozo; Y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios mío. Salmos 43:4

Afecta la vida y el trabajo del cristiano diariamente.

  • sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. 1 Pedro 4:13
  • porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. Romanos 14:17

PAZ:

Shalom, va más allá de la simple falta de problemas o la no existencia de luchas.

  • Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:7

Comunica las ideas de prosperidad, estar saludable, completo, a salvo, etc. En ocasiones se interpreta como ausencia de disturbios o guerra. La paz de Dios es la que debe gobernar en nuestro corazón.

  • Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. Colosenses 3:15

Los cristianos deben ser solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

  • Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; Efesios 4:3
  • Y estar en paz con todos. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. Romanos 12:18

Seguir la paz para poder ver a Dios.

  • Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Hebreos 12:14

PACIENCIA:

Debemos regocijarnos cuando estemos en tribulación.

  • Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; Romanos 5:3-4
  • Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. Santiago 1:2-4

Soportarnos los unos a los otros en amor.

  • Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, Efesios 4:1-2

Vestirnos con paciencia, como escogidos de Dios.

  • Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; Colosenses 3:12

Seguir la paciencia.

  • Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. 1 Timoteo 6:11

Tener paciencia para hacer la voluntad de Dios y obtener sus promesas.

  • porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Hebreos 10:36

Despojarnos del pecado y correr con paciencia y gozo la carrera que tenemos por delante.

  • Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Hebreos 12:1-2
  • …añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 2 Pedro 1:5-7

 

BENIGNIDAD:

En hebreo tob, comunica la idea de bueno, beneficioso, favorable, correcto. Puede referirse a cualquier objeto material en sentido práctico o económico.

  • Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal. Génesis 2:9
  • También a conceptos abstractos que indican aquello que es deseable, conveniente o bello. Se usa en el sentido moral en contraste con lo malo. Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela. Salmos 34:14
  • Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él. Salmos 34:8

Debemos ser benignos unos con otros y perdonarnos.

  • Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. Efesios 4:32

 

 

BONDAD:

Tratar bien a los demás. Cualidad de bueno. Debemos tratar a los demás con bondad. Debemos ser buenos para tener el favor de Dios.

  • El bueno alcanzará favor de Jehová; Mas él condenará al hombre de malos pensamientos. Proverbios 12:2

Buscar solo lo bueno.

  • Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis; porque así Jehová Dios de los ejércitos estará con vosotros, como decís. Amos 5:14
  • El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. Lucas 6:45

Seguir lo bueno.

  • El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. Romanos 12:9

 

 

FE:

Gracia mediante la cual Dios capacita al hombre para crecer en El y confiar plenamente en sus promesas.

La fe viene de Dios.

  • Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; Efesios 2:8 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Hebreos 12:2

La fe va acompañada del intelecto, la voluntad y las emociones. No se limita solo a “creer” porque la Palabra nos dice que hasta los demonios creen y tiemblan (Santiago 2:19). Algunas veces se habla de fe refiriéndose a “confiar”.

  • El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza. Mateo 8:26
  • Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora. Mateo 9:22

Cuando en el Nuevo Testamento se menciona la fe, generalmente se refiere a lo que se llama en lenguaje teológico “fe salvadora”, que va mas allá, encierra confianza en Dios y su Palabra, entrega total a Dios. La
fe es un instrumento, un don que solo Dios nos puede dar. Sin fe es imposible agradar a Dios Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11:6.

La fe es tanto una actitud del espíritu que ejercitamos libremente como una dádiva de Dios (Efesios 2:8).

  • Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11:1

 

 

MANSEDUMBRE:

La virtud del que es de trato suave y tarda mucho en airarse. Debemos ser mansos como nuestro Dios.

  • Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad, Salmos 86:15

En hebreo anaw tiene que ver con tener una humildad surgida tras un proceso de aflicción. Humildad es la cualidad de una persona que se coloca a si misma en una actitud de no exigir los merecimientos que le corresponden o que se humilla renunciando a ellos por amor a otras personas.

  • Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Filipenses 2:5-11

La mansedumbre es elogiada en todas partes en las Escrituras como algo que debe buscarse. Va siempre
unida a la humildad.

  • Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová. Sofonias 2:3
  • Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; Colosenses 3:12
  • ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Santiago 3:13

 

 

TEMPLANZA:

Dominio propio; virtud que permite el control de las pasiones. En griego enkrateia se refiere a ser dueño de si mismo. Abstenerse se relaciona con el dominio propio.

  • Absteneos de toda especie de mal. 1 Tesalonisenses 5:22
  • Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, 1 Pedro 2:11

En las Escrituras se nos insta a controlar nuestra ira, nuestro enojo. Se nos anima a que la ira no dure
mucho tiempo.

  • Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad. Proverbios 16:32

Debemos velar y no dejarnos dominar por nada.

  • Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. 1 Corintios 6:12
  • Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 2 Timoteo 1:7

 

 

Referencias:

1. Biblia Reina Valera 1960
2. Diccionario de la Real Academia Española
3. Nuevo Diccionario de la Biblia
4. Nuevo Diccionario de Teología
5. Nueva Concordancia Strong Exhaustiva

Compartir