El camino que lleva a la Perfección

image_pdfimage_print

Camino al cielo

Introducción:

  • Mateo 5:48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.

Recientemente buscando que libros me podían ayudar a lograr un desempeño mejor en las diferentes disciplinas que practico me encontré con un concepto llamado “orientación al proceso” y mientras leía estos libros seculares vi como el autor hacía referencia a la Biblia y me di cuenta que lo que el enseñaba estaba ya escrito en la Biblia. Me doy cuenta que no hay mejor libro de mejoramiento personal que la biblia a pesar que ese tema no es el tema central de ella. Cuidado con los libros y enseñanzas de esos predicadores que solo enseñan ese concepto del mejoramiento humanista del yo y no te acercan a Cristo. Ejemplos de esos pastores humanistas son Joel Osteen, Joyce Meyer, Guillermo Maldonado y Cash Luna. Espero que no le haya ofendido algún ídolo a alguien.

Y hoy no vengo a hablar de psicología porque yo no creo que la psicología tenga lugar en la Iglesia, más bien hablare de una enseñanza bíblica acerca del perfeccionamiento del creyente. Yo creo en la suficiencia de las escrituras. Hoy van a conocer el verdadero mejoramiento personal basado en la palabra de Dios y sin psicología humanista.

Como vimos en Mateo 5:48 Jesús mismo nos hace un llamado a la perfección.

¿Qué es la perfección?
Mateo 5:48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. EL Señor nos manda a ser perfectos pero ¿qué significa la perfección para el hombre? ¿Cómo es que Jesús en la Biblia nos manda a ser perfectos si todavía pecamos y cometemos errores? ¿Qué pensaba el Apóstol Pablo de esto?

El concepto bíblico de perfección humana es uno diferente al del mundo. Por ejemplo: los seguidores de la nueva era y las religiones orientales dicen que somos perfectos desde el punto de vista del endiosamiento humano diciendo con esto que podemos ser dioses contradiciendo la palabra de Dios. También algunos predicadores evangélicos han recibido la idea del endiosamiento humano y lo predican en sus iglesias. Unos dicen que somos “Jehová Junior” lo cual es una blasfemia y otros son más sutiles diciendo que tenemos el DNA de Dios lo cual es otra blasfemia que pretende decir que somos mini dioses. Rechace a quien habla de esa manera. Dios no tiene DNA porque él no es un ser creado que se reproduce y no engendra como nosotros los seres creados, el simplemente crea. Algunos de esa creación aceptaran la invitación a convertirse en hijos de Dios y otros lo rechazaran (Juan 1:12-13). Si tuviéramos su DNA seriamos copias engendradas de Dios y seriamos dioses de nacimiento y solo puede haber un solo Dios y un solo Señor (1 Corintios 8:6). Aclarando esto veamos ahora como la Biblia define la perfección humana.

Al leer la Biblia tenemos otro concepto de la perfección y por ejemplo el uso de la palabra “perfecto” en Mateo 5:48 corresponde a la referencia Strong G5046 que viene del griego “teleios” y los usos de esta palabra hacen referencia a estar completos, tener crecimiento y alcanzar madurez. Entonces Jesús con esta exhortación nos llama a crecer y alcanzar madurez espiritual para estar completos en El. La idea es que constantemente nos perfeccionemos en el Señor hasta que El nos llame a su presencia y que este proceso no terminara hasta ese día.

Por eso en la Biblia vemos como en 16 ocasiones a lo largo de diferentes libros de la Biblia Dios se refiere a sus seguidores como “los perfectos”. Naturalmente esta expresión puede traer algo de confusión si no conocemos que significado se le da en la Biblia ya que podemos decir confiadamente que solo Dios es perfecto.

La opinión del apóstol Pablo

San Pablo lo describe de la siguiente manera Filipenses 3:12-15

12 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto (teleioo, Strong G5048); sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. 13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. 15 Así que, todos los que somos perfectos (teleios, Strong G5046), esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios. Filipenses 3:12-15

Parece que se contradice pero no es así pues usando el diccionario “Strong” vemos que el primer perfecto en el verso 12 en el griego es “teleioo” que hace referencia a una perfección ya completa y final (obra completada) mientras que perfectos en el verso 15 aparece en el griego como “teleios”, una variante de “teleioo” que se refiere a un perfeccionamiento en progreso aun no finalizado, en otras palabras “los que están mejorando continuamente que han mejorado en algo pero aun les queda espacio para mejorar (obra no completada )”.

Recuerda que al ser la Biblia escrita originalmente en otros idiomas como el griego es importante hacer estos análisis del idioma para que no se pierda el verdadero sentido de la palabra (Nehemías 8:8) que muchas veces se pierde o lo pasamos por alto ya que hay expresiones del griego, arameo y hebreo que no tienen traducción exacta al español y como consecuencia muchos interpretan erróneamente la Biblia y se aferran dogmáticamente a tremendos errores teológicos. Ahora ya sabes que decirle a un seguir de la nueva era si trata de usar la Biblia para apoyar su error teológico especialmente si viene a decir que ya somos perfectos. Les recomiendo adquirir una Biblia o concordancia con números Strong.

¿Entonces que aprendemos de lo que dijo Pablo?

Hagamos como Pablo y olvidemos lo que queda atrás. ¿Qué queda atrás? Hay dos cosas que debes dejar atrás. Nuestros pecados porque si ya naciste de nuevo estos quedaron atrás porque fueron perdonados y también de gran importancia es dejar atrás las glorias pasadas. Desde hoy en adelante debemos extendernos a lo que está delante. Piensen cuantos de ustedes piensan en lo glorioso que fue el pasado en su iglesia cuando se veían todo tipo de manifestaciones sobrenaturales y la iglesia se llenaba hasta el techo. Es hora de dejar de gloriarnos del pasado y trabajar para que esos tiempos de gloria regresen y en mayor magnitud que la primera vez. Si Biblia dice que la gloria postrera será mayor entonces eso es lo que está delante y debemos pagar el precio para alcanzarla ya que esta gloria no será manifiesta de forma espontanea. Tenemos que sudarla en ayuno, oración y estudio de la palabra a un nivel superior que el que tenemos hoy. ¿Qué les parece eso como resolución del año nuevo? Si estás leyendo esto a mitad de año comienza hoy. Ahora les voy a decir como juntos podemos alcanzar esa meta, esa gloria que está delante. Para alcanzar algo que esta adelante tienes que correr hasta que la puedas agarrar (1 Corintios 9:24).

El Camino

La clave está en el camino. Pensamos en la perfección total pero la perfección total no la podemos tocar en esta vida con este cuerpo corruptible así que el Señor nos dice que la clave de la perfección esta en el proceso de cada vez parecernos más a Cristo. Con esto yo defino que el verdadero mejoramiento personal consiste en ser mas como Cristo y dejar morir el yo. Por eso el Profeta Juan dijo “Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe” (Juan 3:30). En lugar de engrandecerse con su titulo como el más grande de los Profetas (Lucas 7:28) se humillo ante Cristo haciéndose pequeño y esto es lo contrario a lo que muchos de los predicadores, “apóstoles” y “profetas” evangélicos del engrandecimiento del “yo” enseñan. La verdad es que para que Cristo crezca en mi tengo que ser mas como El y no como yo soy con mi “yo” corrupto e imperfecto o de otra manera no mejoro y no me perfeccionare en nada. El camino es el proceso continuo de cada día ser mas como Cristo. San Pablo vuelve a hablar del tema en Gálatas 2:20 cuando dice “ahora no vivo yo, mas Cristo vive en mi”. Veamos ahora como es este camino de la perfección.

I – Camino perfecto

A. ¿Qué es el camino?

Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6
El camino es el evangelio de Jesús Marcos 1:1 y Hechos 11:20.

Somos los del camino – Hechos 9:2

B. Como es el camino

Mateo 7:13-14 – El camino es estrecho. Esto significa que solo hay una forma de entrar a ese camino y que hay un solo camino y no muchos caminos como dicen los ecuménicos. El camino es estrecho porque le es inconveniente a los que no quieren morir al yo, los que prefieren engrandecerse con la predica humanista del yo la cual se ha convertido en la teología de la mayoría de los mega predicadores que ya no son más que conferenciantes motivacionales para empresarios y ovejas que no estudian la Biblia. Como a la gente les cuesta y le es inconveniente deciden no entrar al camino y solo pasan junto al camino sin entrar a él. Por eso Jesús dijo que son pocos los que entran al camino verdadero escogiendo camino de muerte.

Jeremías 6:15- el deber de mantenerse en la senda antigua (el camino original) evangelio original con el que empezamos y no el moderno ya que lo perfecto no se mejora. No somos perfectos pero el camino si es perfecto. Por eso son llamados los prefectos los que estan en ese camino. Si el evangelio de la senda antigua es perfecto no necesita adaptarse a la época pues ya es perfecto. Y si le hacemos cambios para adaptarnos al mundo estamos violando el nuevo pacto el cual dice la Biblia en Gálatas 3:15 entonces es otro evangelio que el que nos fue dado. Esto es otro camino.

C. Otros caminos

Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte. Proverbios 16:25

Estos caminos para el creyente no son necesariamente las falsas doctrinas como el catolicismo, budismo, mormonismo, islam, etc. pues estos otros caminos obviamente no nos parecen derechos pero si existen versiones modificadas de nuestro santo evangelio que nos parecen rectas y superficialmente parecen estar bíblicamente fundamentados pero son tan igualmente camino de muerte como las otras falsas doctrinas. Estas doctrinas ya han tratado de entrar a la iglesia y han fallado porque hay gente que estudia la palabra a profundidad y cela la iglesia pero eventualmente lo intentaran de nuevo (2 Pedro 2:1-3). También hay iglesias que han caído totalmente en la apostasía porque se han descuidado. Comenzaron bien para luego dejarse pervertir. Sea guarda de su iglesia estudiando y denunciando públicamente a quien pretenda contaminar la congregación a que perteneces. Por eso en Jeremías 6:16 se nos manda a indagar y seguir en la senda antigua Para protegernos de esas falsificaciones debemos vivir constantemente en el proceso de la perfección.

Los de Junto al camino

Piensen en la parábola del sembrador en Lucas 8:4:15. Aquí Jesús habla de cómo la semilla del evangelio caía en diferentes tipos de terreno que representan el estado del corazón de quienes escuchaban el mensaje de salvación. Nota como en los versículos 5 y 12 menciona que la semilla “cayó junto al camino”. El asunto es que en el v12 Jesús los llamo “los de junto al camino” porque estaban cerca del camino pero no entraron al camino. Estaban tan cerca del camino que pensaron que era lo mismo o pensaron que con estar junto al camino sin estar en el camino era suficiente mas el diablo se aprovechó y les robo la semilla para que no se salven. En Hechos 9:2 vemos la diferencia cuando los verdaderos santos son llamados “los del camino” haciendo diferencia de los de “junto al camino”. Los de sobre la piedra sufren el mismo mal. Estos reciben la palabra pero se quedan como bebes de por vida porque no profundizan y cualquier prueba los derriba. Seamos nosotros llamados “los del camino” (los de este camino). En un momento hablare como profundizar y pasar de ser un bebe en la fe a un adulto y como parte de eso veremos cómo alcanzamos la perfección en el camino.

Como andar en el camino

A. Santidad
Hebreos 12:14 y 1 Tesalonicenses 3:12-13. Estas escrituras son bastante claras. Si no vives en santidad estas junto al camino pero no en el camino y no vas al cielo aunque seas miembro fundador de tu iglesia. También vemos como se vincula el crecimiento espiritual (él ser mas como Cristo) y la santidad como requisitos para los que se van con Cristo cuando levante su iglesia al cielo. Sin santidad nadie vera al Señor. Las claves principales de la santidad están en no adaptarse a esta sociedad impía (no conformarse a este mundo) y en combatir los deseos carnales (las obras de la carne) mientras de forma continua das fruto de arrepentimiento.

II. Madurando y creciendo

  • Deberían ser maestros (Hebreos 5:11-14). Según esto muchos de ustedes a pesar de que llevan muchos años en la iglesia siguen pensando y comiendo como un recién nacido cuando pudieran estar en aguas profundas conociendo misterios, enseñando a otros y disfrutando de un nivel de gloria más alto. Recuerden que a diferencia de nuestros cuerpos físicos nuestro espíritu no madura automáticamente solo con el pasar del tiempo, tenemos que trabajar ese crecimiento. ¿Cómo definimos ese crecimiento y alcanzamos ese nivel de maestría que el Señor demanda de nosotros? Este nivel de maestria es sinónimo de la perfección que les estuve mencionando y también es sinónimo de esa gloria que está delante esperando a que la alcancemos. Veamos lo que la biblia dice acerca de ese crecimiento espiritual llamado gloria.

  • De gloria en gloria (2 Corintios 3:18). Nos comparamos con Jesucristo que es el estándar perfecto de gloria al que debemos aspirar y esta es la perfección a la que el mismo Jesús nos llamo en Mateo 5:48. Cuando nos comparamos con el vemos de inmediato que nos quedamos cortos y debemos usar esto de motivación para no conformarnos con nuestro estado actual. Así que para el creyente el ser perfecto significa el ser transformados continuamente, día a día en alguien que cada día se parece más Jesús. Este es el blanco al que debemos apuntar. No se compare a hombre o mujer alguna porque el mejor de nosotros puede caer en pecado dando un mal ejemplo o ser quitado del camino en el momento menos pensado. Por eso solo ponemos los ojos en Jesús (Hebreos 12:2).

 

 

La meta final

La meta final es el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. En otras palabras el ser transformados cada día hasta que estemos completos y perfeccionados en Cristo. Esto es un ejercicio y no te perfeccionaras de forma automática de igual forma que ser miembro vitalicio de un gimnasio no te hace más fuerte si no te dedicas a levantar las pesas diariamente. De esa misma forma muchos forman parte de la iglesia por décadas pero no hacen el ejercicio de la fe y eso solo produce viejos con mente de niño a pesar de que tienen la capacidad de un desarrollo sin precedentes. Nos es que unos sean mejores que otros, la diferencia la hace el nivel de esfuerzo consistente que algunos han decidido hacer porque ante Dios todos somos iguales. Al final lo que destaca a unos sobre otros se limita a las decisiones que cada uno tomen y el precio que estés dispuesto a pagar.

Dos claves finales para lograr esta transformación de forma continua.

• Manifestando el fruto del espíritu para ser perfeccionados en el (Santiago 1:2-5). El manifestar el fruto del Espíritu implica rechazar las obras de la carne lo cual nos lleva a la santidad. La paciencia en Santiago 1:2-5 es parte del fruto del Espíritu. Así que la paciencia es un ingrediente esencial para ese perfeccionamiento ya que estamos hablando de un proceso de toda la vida. Rechazar todas las obras de la carne aumenta nuestra santificación porque nos separa para Dios y eso nos acerca a Cristo. Saquen tiempo para estudiar detalladamente a Gálatas capitulo 5 que da más detalles sobre esto.

• Renovación del entendimiento (Romanos 12:2). Nota como dice “transformados por la renovación de vuestro entendimiento”. Y en 2 Corintios 3:18 leímos las palabras “transformados a su imagen” refiriéndose a la imagen de Cristo así que parte de esa transformación requiere que profundices en el conocimiento de las cosas del Señor y esto no se logra en un día. Eso es uno de los ejercicios prescritos por Jesús para hacerse de forma continua. Estudia, indaga, pregunta, lee libros y llena tu libreta o computadora de notas y estudios bíblicos. Cuando no entiendas algo pídele al Señor que te revele el misterio y a lo largo del tiempo vas a poder testificar de esa transformación en ti. Según Juan 14:26 el Padre Celestial envió al Espíritu Santo para guiarte a toda verdad, será tu maestro y te dará el entendimiento, esto es una razón más para queremos llenar de Él. No hay uno más sabio que alguien lleno del Espíritu Santo. Entonces después de un tiempo razonable podrás digerir la comida espiritual de adulto que solo se encuentra en esas profundidades en lugar de solo vivir de leche materna. Es hora de ir mas allá de Juan 3:16. La Biblia contiene un océano de conocimiento y sabiduría que solo se alcanzan cuando de verdad caminas el camino de la perfección. En 2 de Pedro 3:18 se nos dice que crezcamos en la gracia y el conocimiento de Jesucristo, así que ese aumento de conocimiento es mandatorio para crecer junto con la oración y el vivir en santidad. No olvidemos que el ser llamados perfectos también implica la obediencia al evangelio completo y el dar buen testimonio.

___________________________________

estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo – Filipenses 1:6

Compartir